Skip Navigation

Tox Town en español - Inquietudes de salud ambiental y sustancias químcas y tóxicas en su lugar de residencia, trabajo y diversión
Yacimientos de petróleo y gasEnglish

¿Por qué son los yacimientos de petróleo y gas un motivo de preocupación?

Los yacimientos de petróleo y gas son zonas donde se han acumulado petróleo y gas natural bajo la superficie de la tierra. Estos yacimientos también pueden encontrarse en zonas extraterritoriales en lagos y océanos. En las operaciones de explotación de petróleo y gas se perforan esos yacimientos para extraer dichos productos, que se emplean como fuentes de energía.

Las operaciones de explotación de petróleo y gas crean muchas preocupaciones por la salud, el medio ambiente y la seguridad. Entre las preocupaciones por la salud en los yacimientos de petróleo y gas cabe citar las emisiones aéreas de sustancias químicas tóxicas, los desechos de la perforación, los desechos radiactivos y el agua contaminada producida por las operaciones de perforación.

La producción de petróleo y gas puede emitir peligrosos contaminantes del aire, incluso benceno, tolueno y xilenos. Estas actividades pueden emitir dióxido de carbono y metano, que son gases con efecto de invernadero contribuyentes al cambio climático.

Las operaciones de explotación de los yacimientos de petróleo y gas también pueden emitir óxidos de nitrógeno, compuestos orgánicos volátiles, monóxido de carbono, anhídrido sulfuroso y material en partículas.

Las emisiones aéreas pueden provenir de varias fuentes en los yacimientos de petróleo y gas. Las fuentes incluyen motores de equipo, torres de perforación, balancines, calderas, calentadores, generadores, llamaradas de combustión, tanques de almacenamiento, bombas de inyección, deshidratadores, vehículos y desnatadores de petróleo y gas.

Las principales fuentes de emisiones aéreas en los yacimientos de gas son las estaciones de compresores que mueven el gas natural por medio de gasoductos y de plantas procesadoras de gas. 

Las actividades realizadas en los yacimientos de petróleo y gas producen desechos de perforación, que contienen lodo y líquidos de ese proceso, además de desechos de roca. Los desechos incluyen los sedimentos de los tanques, que son líquidos acumulados en el fondo de los tanques de almacenamiento y otro equipo de producción. Otros desechos son líquidos provenientes de las actividades de tratamiento y estimulación, suelo aceitoso y paños sucios, arena, desechos de fosas y de bombas, así como de la limpieza de los oleoductos y gasoductos.

La roca y los sedimentos subterráneos donde hay depósitos de petróleo y gas contienen materiales radiactivos naturales, como radio, uranio y torio. La desintegración del radio produce radón, un gas radiactivo invisible e inodoro. La producción de petróleo y gas puede dejar desechos radiactivos que se acumulan en tubos, sedimentos, equipos, lagunas de evaporación, aguas servidas y lodo de perforación.

Durante la perforación, se bombea a la superficie una mezcla de petróleo, gas y agua de formación subterránea. Cuando el agua se separa del petróleo y del gas, se llama agua producida.

Esta agua contiene sal, aceite, grasa, sustancias químicas empleadas en la perforación y material radiactivo natural. Es el mayor volumen de desechos de la producción de petróleo y gas. El agua producida en el pasado se desechaba en lagunas de evaporación, pero en la actualidad, por lo general, se reinyecta en pozos profundos o se vierte a aguas costeras que no son fuente de agua potable. Se estima que 35 por ciento del agua producida debe eliminarse porque no se puede reciclar. Las antiguas prácticas de eliminación y los escapes accidentales de agua producida podrían contaminar el agua subterránea.

Las preocupaciones por la salud y la seguridad en los yacimientos de petróleo y gas incluyen la posible exposición a ácido sulfhídrico, un gas venenoso e inflamable que se encuentra en estado natural en el petróleo y el gas. Es un grave peligro para la salud porque puede ser mortal o nocivo si se inhala. El ácido sulfhídrico se encuentra en muchas zonas marcadas con avisos de advertencia, pero puede encontrarse en lugares no identificados.

Otras preocupaciones por la seguridad en los yacimientos de petróleo y gas son las fosas abiertas que contienen desechos, los pozos abandonados, el equipo de perforación, las actividades de limpieza y bombeo, los incendios, las explosiones y los lugares reducidos donde se pueden acumular gases. 

Las llamaradas de gas natural, que forman parte del proceso de quema de gas durante la producción de petróleo, son una importante preocupación por el medio ambiente. Emiten millones de toneladas de dióxido de carbono cada año. Otras preocupaciones de esta índole comprenden el daño causado a la tierra y al hábitat, el escape de los líquidos de perforación y los incendios.

El petróleo y el gas se pueden extraer por medio de un proceso llamado fracturamiento hidráulico. Con este proceso se inyectan agua, arena y sustancias químicas a formaciones rocosas subterráneas profundas. 

Las sustancias químicas empleadas en el fracturamiento incluyen benceno, tolueno, diesel, plomo, glicol de etileno, formaldehído, metanol y xileno.

El fracturamiento de sustancias químicas puede contaminar el agua de superficie, el agua subterránea y las fuentes acuíferas proveedoras de agua potable. También se pueden liberar sustancias químicas en derrames o escapes del equipo de fracturamiento.

Los yacimientos de petróleo y gas también pueden encontrarse en zonas extraterritoriales en océanos y lagos. Los incendios y las explosiones en torres de perforación extraterritoriales son motivo de preocupación porque pueden causar derrames de petróleo en el agua. Este fue el caso del derrame de petróleo en la torre de perforación Deepwater Horizon ocurrido en el Golfo de México en 2010.

Seis estados del Sudoeste encabezan la lista de los 11 principales productores de petróleo y gas: California, Colorado, Nuevo México, Oklahoma, Texas y Utah. Se estima que en tierras de la Nación Navajo en el Sudoeste del país hay 1.572 pozos de petróleo y gas.

Esta descripción se basa en la información encontrada en los enlaces virtuales citados en la versión en inglés de este tema.


Enlaces virtuales desde MedlinePlus (Biblioteca Nacional de Medicina)
Radón

Enlaces adicionales
Extracción de petróleo y gas (Fondo de Seguro de Indemnización del Estado de California)

Sustancias químicas en los yacimientos de petróleo y gas
¿Se encuentran estas sustancias químicas en mi comunidad?
Anhídrido sulfuroso
Benceno
Compuestos orgánicos volátiles (COV)
Diesel
Dióxido de carbono
Formaldehído
Gas natural
Glicol de etileno
Material en partículas
Metano
Metanol
Monóxido de carbono
Óxidos de nitrógeno
Petróleo crudo
Plomo
Radón
Tolueno


Última actualización: 13 septiembre 2013

Escenas gráficas interactivas
La ciudad
La granja
El pueblo
Regiones fronterizas de los EE.UU.
El puerto
Sudoeste de los Estados Unidos